domingo, 9 de marzo de 2014

Miguel Ángel Bustos




ESPUMAS DE LUZ Y SOMBRA: MURALLÓN DE VIDA



Apenas vuele sobre el llanto

por mi lengua riendo llegaré a tus manos.

Elástico al sol subiré enorme

acorralando en la noche

el día de vientos afilados.

Niños heridos

palomas de hambre

amordazan mis besos

sacuden mis risas y te alejan

para que muerda la vida y no me canse la muerte





(de "Corazón de piel afuera" (1959))

No hay comentarios:

Publicar un comentario